Entrada por salida a Belén

Uno pensaría que Belén, por ser el lugar en el que nació Jesús, sería un pueblo/ciudad turístico con enormes posadas para pasar la noche e imágenes de la Estrella de Belén hasta en la sopa.

Pues no. Belén ahora es una pequeña ciudad de palestinos tratando de sobrevivir entre calles terregosas y cortes en el suministro de agua.

Resulta raro que, teniendo lugares tan importantes para visitar como la Fortaleza del Rey Herodes o el mismísimo lugar en donde la Virgen María dio a luz, los taxistas te ofrezcan ir a conocer las pintas de Banksy en el muro que separa a israelitas de palestinos.

De la Iglesia de la Natividad les puedo decir que aun siendo un lugar más importante para la religión que todas las iglesias en Italia, a diferencia de éstas, es modesta y no tiene grandes arreglos de oro y plata.

En general, Belén fue una experiencia extraña que me dejó una reflexión resonando en la cabeza: En el mundo pasan tantas cosas de las que tenemos tan poca idea. Ahora a ver qué hago con ella.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de asiadonde

Un él y una ella que decidieron dejarlo todo (excepto a su contraparte) para dar un paseo por algunos países de Asia.
Esta entrada fue publicada en Pelos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s